¿Cómo funciona un vaporizador de wax?

Un vaporizador de wax funciona totalmente distinto a un vaporizador para hierba seca, aquí nos empezamos a olvidar del control de temperatura, las sesiones de 5 minutos y la mantención esporádica de 1 vez al mes. Generalmente los vapos de wax cuentan con 1 solo botón para encender el vapo, con el mismo botón puedes calentar el quemador y cambiar el voltaje. A continuación detallaremos las partes esenciales que debes comprender de un vapo de wax antes de comprar uno. Cabe considerar que el mal uso de estos vapos pueden afectar su vida útil de forma inmediata, así que vale la pena tener conocimiento básico de estos equipos.

Calentamiento

Estos vapos cuentan con un solo botón que calienta rápidamente una resistencia o cámara a temperaturas que pueden superar los 500 grados. Es por esto que estos vapos se deben dejar enfriar luego de 40 segundos de uso, como máximo 1 minuto, seguir usándolo puede dañar el quemador o la batería del equipo.

Tipo de quemador

Hay quemadores con alambres expuestos (resistencias) o cámaras que pueden ser de cuarzo o cerámica. Las resistencias suelen producir bastante vapor pero muy poco sabor. Las cámaras de cuarzo y cerámica son las mejores en cuanto sabor, pero las de cuarzo demoran más en calentar y son más fáciles de limpiar.

Forma de uso

El vapo se debe mantener en forma vertical al momento de vapear, ya que la extracción a altas temperaturas tiene una consistencia muy líquida y se podría derramar. Se puede mantener apretado el botón al momento de aspirar, ya que estos dejan de calentar automáticamente luego de 10 segundos de sesión.

Enfriamiento

Para controlar la temperatura se deben aplicar tecnicas de enfriamiento como variar entre aspirar fuerte o más despacio y soltar o apretar el boton cuando quieres mantener de forma constante una temperatura. Tu experiencia puede variar bastante dependiendo del voltaje y el uso de estas tecnicas de enfriamiento.

Mantención

Recomendamos estrictamente limpiar la cámara del vapo después de cada uso, ya que si no se lleva este hábito el quemador se manchará permanentemente y el sabor jamás va a ser el mismo a no ser que lo cambies por uno nuevo. Evita que se acumule wax quemado después de cada sesión o se te formará una costra en el fondo.

Voltaje

El voltaje no es un indicador de a que temperatura vamos a vaporizar, si no que nos indica que tan rápido se va a elevar la temperatura en el momento que apretemos el botón. Podemos llegar más rápido a la temperatura que buscamos con más voltaje, pero debemos aplicar técnicas de enfriamiento para no perder sabor.

Cómo última información es importante destacar que los quemadores de los vapos de wax por muy bien que se les cuide tienen una vida útil de 1 a 3 meses dependiendo de la intensidad del uso que se les dé, ya que las altas temperaturas van desgastando el alambre del quemador hasta el punto que se puede perder la conexión con los polos positivos y negativos del sistema de calentamiento. Cuando esto ocurre casi todos los modelos de vapos para wax responden de la misma manera: sus luces comenzaran a parpadear de forma intermitente y no se calentará el quemador.

La solución más rapida y fácil es comprar un quemador de reemplazo, pero si alguna vez después de cambiar el quemador tu vapo sigue presentando el mismo parpadeo de luces, podría significar que la batería presenta algún problema de fábrica. Para estos casos debes contactarte con nosotros para revisar la situación y hacer válida la garantía sí aún está vigente.

¡Si tienes dudas puntuales sobre cualquiera de los modelos que disponemos en nuestra tienda online, no dudes en consultarnos por chat, sabemos con precisión cómo es la calidad de extracción, rendimiento y calidad de vapor de cada uno de los vapos que recomendamos! 

Producto agregar a la lista de deseos
Producto agregado a comparar